TURISMO CULTURAL-EL FOLKLOR DEL HANAN YAUYOS

Muy difundida en Lima Capital de la República Peruana por los residentes Hananyauyinos y Yauyinos. Tenemos un cometido y meta todos los Yauyinos, el procurar la máxima difusión de esta danza: "LAS PASTORAS YAUYINAS" (nació en Huañec, su verdadero nombre es "Pastoras de Huañec"), a nivel nacional e Internacional para lograr que la declaren Patrimonio Nacional Inmaterial de la Nación. Todos juntos lo lograremos.
La situación de las Pastoras es similar a las Pallas Laraguinas su verdadero nombre es Pallas Laraguinas nació en Laraos pero sin embargo les dicen Pallas de Quinches de Huampará, Pallas de Yauyos, etc., etc.
Danzas de Pastoras hay en todas partes del mundo desde que nació Jesús, pero cada persona altruista, agrupación, congregación o personas de un pueblo las creó de acuerdo a sus costumbres e influencias culturales, todo tiene un origen y un comienzo en un lugar determinado y todo tiene un personaje lider que lleva la iniciativa y lo ejecuta con el apoyo de los que le rodean. Nada viene de la nada. Aprendamos aceptar la verdad aunque no nos guste, eso es tener cultura.
TRABAJEMOS PARA QUE NUESTRAS PASTORAS SEAN CONOCIDA MÁS O TANTO COMO LA MARINERA A NIVEL NACIONAL E INTERNACIONAL, AMBAS SON DANZAS MESTIZAS.

LA DANZA MAS EMBLEMÁTICA DEL HANAN YAUYOS Y YAUYOS

LA DANZA MAS EMBLEMÁTICA DEL HANAN YAUYOS Y YAUYOS
"Las Patoras de Huañec" LA DANZA MÁS EMBLEMÁTICA DE YAUYOS Y DEL HANAN YAUYOS MUY DIFUNDIDA A NIVEL NACIONAL E INTERNACIONAL POR LOS HANANYAUYINOS Y LOS YAUYINOS.

Ampliando cultura, este blog esta al servicio del del Hanan Yauyos y Yauyos

Invitamos a que nos hagan llegar sus artículos sobre temas culturales, noticias sociales, sugerencias y problemas de los pueblos de Yauyos a través del correo: hananyauyos@gmail.com

Juntos avanzaremos más, por la unión, la justicia, la paz, el progreso y el desarrollo de los pueblos de nuestro Perú. La Edición de este Blog se realizan en Madrid-España.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

LOS CHASQUEROS COLONIALES Y EL TRAMO DEL CAMINO HUAROCHIRÍ - XAUXA


Los documentos producidos en los siglos XVI y XVII dan cuenta de los pleitos y
reclamos de los chasqueros coloniales en el tramo Huarochirí a Xauxa. (Ramón 1994) Aún en este periodo se usaban los servicios de los chasquis, claro está que hubo
cambios en los mensajes aplicando el principio efectivo y económico de usar los caminos inka, y el personal indígena especializado (Glave 1989:1-62, Ramón 1994).
 A inicios del siglo XVII existieron tres grandes rutas para los chasqueros. La ruta principal iba desde Lima hasta Potosí, pasando por Jauja, Huánuco, Huamanga,
Cusco, La Paz, entre otras ciudades; conservándose la trayectoria del ramal central del Qhapaq Ñan. 
Servían en esta ruta un total de setenta y ocho chasqueros. (BN 8499 1605, en Ramón 1994: 25).
Esta información se conoce porque los chasqueros reclamaban sus pagos a los señores que le hicieron el servicio de correo en algunos casos hasta de cinco años.
Estos documentos nos dan la información de los recorridos que realizaban y los días en las que llegaban a su destino; esto nos sirve para hacer un punto de comparación
de qué es lo que pasó en la época prehispánica ya que los chasqueros recorrían de La Ciudad de los Reyes para la ciudad de Cusco y Potosí, “tambillo y paraje de Julca
nueve leguas del tambo de Hatun Xauxa hacia la Ciudad de los Reyes  Énfasis añadido),
precisándose que el tramo de Xauxa y la Ciudad de Los Reyes, podría ser semejante a la distancia entre Xauxa y Pachacamac por las distancias de cien leguas de ida y vuelta.
Estos chasqueros mencionan que la distancia promedio de tambo a tambo podía llegar a nueve leguas; estos chasqueros provenían de dos pueblos distintos, durante seis meses participaban los de San Lorenzo de Quinto y el resto del año los de San Cristóbal de (Huanic) del corregimiento de Yauyos. En el documento se incluye además una lista de los chasqueros que habían servido en el puesto de Pariacaca desde 1619. Anualmente servía un par de indios del mismo ayllu, aunque de cada año se trata de un ayllu distinto. (A.G.N. Derecho indígena 1644, Cuaderno 613, Fols. 5 y 6  Año 1944; Cfr. Ramón 1994: 29). De acuerdo a este testimonio se observa que existía una organización por pares, uno dedicado